El consejo de seguridad vota la ampliación de MINURSO. / UN Photo/Paulo Filgueiras

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha pedido la liberación “inmediata e incondicional” de los dos cooperantes españoles y una italiana que fueron secuestrados el pasado octubre en los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia).

“Muestro mi solidaridad con los trabajadores humanitarios secuestrados en Tinduf y con sus familias, y pido su liberación inmediata e incondicional”, dijó Ban en el último informe que ha remitido al Consejo de Seguridad de la ONU sobre el conflicto del Sahara Occidental.

En su informe, en el que detalla tanto los acercamientos que la ONU trata de lograr entre Rabat y el Frente Polisario, como la situación de los saharauis en la excolonia española y en los campamentos, Ban se refiere a esos secuestros en el marco de la “preocupante situación de seguridad” que vive la región.

El secretario general mostró su preocupación “por el deterioro de las condiciones de la seguridad en la región”, lo que a su juicio además supone “riegos inciertos” incluso para los observadores que integran la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental (MINURSO).

El informe de Ban se debe precisamente a la renovación del mandato de esa misión que expira el próximo 30 de abril y cuya labor es todavía “relevante”, según detalla en un documento en el que recomienda al Consejo de Seguridad de la ONU que amplíe la MINURSO por doce meses, hasta el 30 de abril de 2013.

Entre las novedades del informe destaca la recomendación también de aumentar en el número de observadores militares que la integran, por lo que propone que se añadan quince personas a esas labores “para impulsar las capacidades de monitorización” de la misión, algo que en los próximos días tendrá que debatir el Consejo de Seguridad.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *