El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, recibe a su homólogo francés, Manuel Valls. / Interior

El ministro del interior español, Fernández Díaz, anunció esta mañana en rueda de prensa, emitida por la televisión pública, que en el plazo de tres años quieren solucionar junto a Francia el problema del acceso de la droga, sobre todo hachís y cocaína, desde el Magreb, y en concreto desde Marruecos, a España y luego a Francia.

Una de las medidas para tan ambicioso proyecto va a ser la incorporación de un gendarme francés en España y un guardia civil en Francia, con esto quieren evitar el acceso de la droga al resto de Europa, cuya principal puerta es la frontera sur y el norte de África.

“Hemos acordado la confección de un importante plan conjunto franco-español de lucha contra el tráfico de drogas procedentes del Magreb” con el objetivo de combatir el tráfico de hachís que llega del norte de África, entra por España y sigue a Francia, explicó Fernádez Díaz.

Por último, ambos ministros mostraron su intención de seguir colaborando en la lucha contra el tráfico de personas y la inmigración irregular. Además, el ministro frances Manuel Valls se mostró muy comprometido en la colaboración policía para solucionar el conflicto del terrorismo yihadista en el Sahel, y es que ambos países han sufrido en sus nacionales secuestros por bandas de Al Qaeda en el Magreb Islámico o facciones similares.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *