El secretario general de la OTAN y Mariano Rajoy en la Moncloa. / NATO

Se cumple tres décadas del ingreso español en la OTAN donde en la actualidad sigue jugando un papel fundamental en las misiones internacionales y sigue siendo el séptimo contribuyente de la alianza.

La incorporación española a la estructura militar se inició tras el referéndum en 1986, celebrado e 12 de marzo de 1986, en el que se consultó la permanencia en determinadas condiciones propuestas por el Gobierno del socialista Felipe González.

Pero treinta años después del acceso a la OTAN el problema de Ceuta y Melilla sigue sin resolverse. Y es que España entró en la organización atlántica sin incluir el territorio español en el continente africano, una demanda que los ciudadanos de las ciudades autónomas suelen reclamar ya que el clima de tensión con el vecino marroquí suele verse afectado en diferentes climax políticos.

Y aunque los partidos gobernantes nunca mencionan la cuestión, parece que la política para evitar el conflicto en las ciudades fronterizas con Marruecos viene por la política de vecindad.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *