Fotografía turística en la medina de Fez, una de las más visitadas. /Flick

Fotografía turística en la medina de Fez, una de las más visitadas. /Flick

Las crisis bélicas, el terrorismo y las revueltas árabes han destinado a Marruecos ser el principal receptor de turismo en el Magreb.

Marruecos ofrece a día de hoy la seguridad y buena prensa para que los turistas internacionales puedan disfrutar de sus entresijos, además la gran oferta que ofrece el país se ha adaptado a las condiciones tan exigentes.

Y aunque Túnez era el principal receptor turístico de la región. El estallido de la Revolución de los Jazmines ha afectado fuertemente al país, ya que la inestabilidad en su gobernabilidad y la imagen de revueltas ha achantado a muchos viajeros. Esto mismo ha ocurrido en Libia donde el turismo no era muy frecuente y la guerra ha acabo mermando las visitas de foráneos.

En Argelia y Mauritania, a pesar de ser paisajes bellísimos, el terrorismo es el principal factor para que los viajeros extranjeros decidan no viajar al estos territorios. Además si añadimos el conflicto en Malí el retroceso es aún mayor.

Es por ello que Marruecos va a ser en esta temporada alta el gran beneficiario del turismo al Magreb, ya que controla fuertemente los movimientos terroristas, gracias a la ayuda internacional, y ha sabido mermar los focos revolucionarios en la primavera árabe marroquí. Su imagen seguridad y su preparación para el sector la convierten en el ejemplo de la zona en turismo internacional.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *