Secretario de Estado de Cooperación Internacional, Jesús Gracia, en un campamento de refugiados en Niger. /MAEC

El Secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica (SECIPI), Jesús Gracia, acaba de renovar el compromiso que el Gobierno español tiene en la lucha contra la pobreza, el subdesarrollo y la inseguridad alimentaria en África a través de una visita que le llevó a conocer sobre el terreno la situación de crisis humanitaria en Níger y en el conjunto del Sahel.

Gracia, que se desplazó el pasado jueves hasta Niamey, desarrolló la jornada de trabajo en la que mantuvo entrevistas con las principales autoridades nigerinas: el presidente Issoufou, el primer ministro Brigi Rafini, el ministro de Asuntos Exteriores, Mohamed Bazoum, y el de Planificación, Boubacar Cissé.

En los diferentes encuentros, el SECIPI trasladó a las autoridades nigerinas que España sigue con gran preocupación la situación de crisis humanitaria que se vive en la zona y les avanzó el carácter prioritario que Níger y África Occidental tienen para la Cooperación Española, como quedará reflejado en el IV Plan Director.

En el plano bilateral, Gracia expresó el apoyo de nuestro país a los esfuerzos del Presidente Issoufou para avanzar en la consolidación del sistema democrático y el fortalecimiento de las instituciones, así como en la aplicación de una agenda de desarrollo. El SECIPI le expresó que Níger es un país clave para la estabilidad y el desarrollo del Sahel y del conjunto de África Occidental.

El SECIPI también aprovechó la visita para firmar la subvención por valor de 1,55 millones de euros correspondiente a 2012, de apoyo al Dispositivo Nacional de Prevención y Gestión de Crisis Alimentarias. Gracia visitó, además, un centro de apoyo nutricional (blanket feeding) dirigido por el Programa Mundial de Alimentos y UNICEF.

Durante su estancia en Niamey, el SECIPI tuvo oportunidad de conocer las inquietudes de los cooperantes españoles en la zona durante una reunión en la que asumió la obligación del Gobierno de adoptar las medidas adecuadas para tratar de garantizar la seguridad de este colectivo de españoles en la región.

A lo largo de la jornada, el SECIPI mantuvo una reunión de trabajo con representantes de organismos y agencias de Naciones Unidas, así como los principales socios bilaterales en Níger.

Jesús Gracia pudo constatar sobre el terreno que la ayuda española al desarrollo tiene un impacto significativo y es reconocida y valorada por las autoridades nigerinas. Alrededor de 18 millones de personas sufren inseguridad alimentaria en la región. Según UNICEF, un millón de niños del Sahel precisan de asistencia y 400.000 niños nigerinos sufren malnutrición severa. En este contexto, debe reconocerse la importante labor realizada, en condiciones muy difíciles, por las ONGs en la canalización de buena parte de los fondos de la Cooperación Española.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *