Arias Cañete hablando con asistentes de la reunión. / MAGRAMA


El Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha expresado “su apoyo al sector pesquero español afectado por la renovación del protocolo de aplicación del Acuerdo de Pesca suscrito por la Unión Europea y Mauritania, y su rechazo a la ratificación del mismo”. “España va a pedir que se revisen las condiciones y que se negocie un acuerdo equilibrado en el que las condiciones financieras se ajusten a las posibilidades reales de pesca”, ha explicado.

El ministro ha criticado el caso de los 24 buques cefalopoderos españoles, que no se asignan posibilidades de pesca durante el primer año de vigencia del Acuerdo y sólo podría revisarse esta situación transcurrido este plazo.

Además lamentó la prohibición de faenar a los 20 buques marisqueros onubenses en las mismas zonas en las que lo venían haciendo al amparo del Acuerdo anterior, imponiéndoles restricciones de capturas accesorias y presencia en el caladero que merman significativamente la posibilidad de realizar una actividad viable

Arias Cañete ha subrayado que el nuevo acuerdo deberá tener en cuenta “la verdadera situación biológica de los recursos conforme con los últimos estudios científicos disponibles para que haya unas cuotas de cefalópodos razonables y suficientes y para que las cuotas marisqueras se adecuen a una realidad económica rentable”.

Así lo ha manifestado en la reunión convocada en la sede del Departamento, a la que han asistido el Presidente de la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo, Gabriel Mato y la eurodiputada Carmen Fraga, así como los directivos de la Confederación Española de Pesca (CEPESCA), la Asociación Nacional de Cefalopoderos (ANACEF), la Asociación Nacional de Armadores de Buques Congeladores de Pesca de Marisco (ANAMAR) y de la Asociación de Armadores de Marín.

Arias Cañete ha rechazado la rúbrica, por la Comisión Europea, de un nuevo Acuerdo de pesca con Mauritania, con una política de negociación errónea y que no ha tenido en cuenta ni el mejor asesoramiento científico disponible, ni las opiniones e intereses de los buques españoles y del resto de la flota comunitaria. En este sentido, el ministro ha señalado, como prueba de la inviabilidad del Acuerdo, el hecho de que la práctica totalidad de las flotas afectadas no haya solicitado la renovación de sus licencias para poder continuar con su actividad el 1 de agosto.

El Ministro ha subrayado, en el marco de esta valoración negativa, el hecho de que la Comisión Europea haya negociado un Acuerdo de pesca en el que la UE pagaría140 millones de euros en 2 años por no pescar en Mauritania, además de los 80 millones que pretendía que pagara el sector.

Por ello, y para evitar mayores perjuicios a las flotas afectadas y corregir el desequilibrio que se ha producido entre la contrapartida financiera y las posibilidades de pesca, Arias Cañete ha señalado que el Gobierno español no puede dar su apoyo a la ratificación del nuevo protocolo. Al contrario, la Secretaría General de Pesca trabajará con el objetivo de que se desista de continuar con la propuesta actual y se proceda a renegociar el acuerdo en unos términos más equilibrados para ambas partes.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *