EntreFronteras.com

La policía islámica del norte de Malí viola seriamente los DDHH

El problema en Malí viene originado de una terrible y nefasta descolonización por parte de Francia que dividió los países a su antojo sin respetar las etnias autóctonas.

En el caso de Malí no respeto a los tuareg del norte que tienen un fuerte sentimiento nacional, hace un año intentaron aprovechar la inestabilidad política para dar la independencia al territorio del Azawad, sin embargo los grupos de traficantes y facciones fundamentalistas del islam se hicieron con el poder.

En las imágenes que vemos son el momento de una amputación por parte de la ‘Policía islámica’ un grupo de voluntarios que se encargan de que los pueblos musulmanes respeten al sentido más extremo las prácticas religiosas del Islam, siempre por imposición.

Los islamistas están obligando a decidir sus creencias religiosas y a interpretarlos a su manera, una fragante violación de los derechos humanos que debe ser frenado ya que las poblaciones en esa región son muy pobre y estos terroristas se han lucrado en los últimos años a través de los secuestros de occidentales y con el tráfico de drogas.

Poseen armas, y atemorizan a la población, incluso han destruido mausoleos y lapidado a personas por adúlteros. Son radicales con poder que maltratan a diario a una población indefensa y sin alimentos, una minoría con fuerza.

Francia ya ha iniciado la lucha contra estos dictadores del Islam, y como decía el diputado español Alberto Garzón en Twitter , es posible que los intereses económicos sobre el Uranio y el oro en la región sean evidentes, pero no es justo el sufrimiento de miles de personas, y estos terroristas tienen más capital que algunos países del África.

Deja un comentario