El Diálogo 5 + 5 es un foro de diálogo informal en el Mediterráneo Occidental que desde 1990 reúne a 5 países de la ribera norte (España, Francia, Italia, Malta y Portugal) con 5 países de la ribera sur (Argelia, Libia Marruecos, Mauritania y Túnez). En octubre de 2012 se celebró en Malta la segunda Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del Diálogo 5 + 5, a la que asistió el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo. La primera cumbre tuvo lugar en 2003.

La reunión de hoy ha sido copresidida por el ministro de Asuntos Exteriores de la República Islámica de Mauritania, Sr. Hamadi Oulb Baba Uld Hamadi, y por la viceministra de Asuntos Exteriores de Italia, Sra. Marta Dassù. En representación de España ha participado el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito.

En su intervención, De Benito ha propuesto el refuerzo de la coopèración en los distintos ámbitos del Diálogo 5 + 5. Además, el representante ha abogado por seguir profundizando en la mediación como instrumento de solución de controversias en el Mediterráneo, siguiendo la iniciativa hispano-marroquí lanzada en septiembre de 2012. Asimismo, ha recibido el apoyo del resto de estados a la iniciativa hispano-argelina que busca aprobar una estrategia del agua para el Mediterráneo Occidental, por la gran importancia que tiene gestionar eficazmente este recurso.

En la reunión se ha aprobado una declaración cuyo objetivo es desarrollar las bases para impulsar el Diálogo en los próximos años. La declaración subraya el papel del foro como plataforma política para la cooperación y el diálogo; y analiza los procesos democráticos en la ribera sur, expresando su satisfacción por los cambios históricos que están teniendo lugar en la región, que permiten fortalecer valores compartidos entre los estados miembros como la democracia, el estado de derecho, el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales, o la justicia social.

La declaración también hace referencia a la muy grave situación que atraviesa Siria; a la crisis en Mali, en la que se apoya la operación militar en marcha actualmente; y al proceso de paz en Oriente Medio. Otros temas tratados son la seguridad, las migraciones, el agua y el medio ambiente, la cooperación económica entre las riberas norte y sur, la cooperación cultural, y la integración regional en el norte de África a través de la Unión del Magreb Árabe (UMA), proceso que España considera esencial.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *