La capital chií de los petrodólares, Bahréin, va hacer una inversión de 5 mil millones de dólares en Túnez, con el objetivo de hacer un puerto deportivo de 500 hectáreas y donde se incluirán áreas dedicadas a los bancos de inversión, compañías de seguros, así como complejos turísticos, residenciales, instalaciones comerciales, deportivas e incluso una escuela internacional de negocios.

El proyecto creará 16 mil puestos de trabajo durante el período de construcción y ejecución, según fuentes oficiales, y es la gran apuesta del nuevo régimen para descender la situación de los jóvenes desempleados en el país del Magreb.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *