Arias Cañete en Luxemburgo. / Moncloa

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha señalado en Luxemburgo que las conversaciones para un nuevo acuerdo de pesca con Marruecos “avanzan a buen ritmo y sin grandes dificultades”, lo que debe permitir cerrarlo “dentro del primer semestre de este año, como estaba previsto, y que se pueda aplicar provisionalmente para que los pescadores puedan volver a faenar”.

En este sentido, Arias Cañete ha recordado que actualmente tenemos un marco de ayudas que cubre hasta el 15 de junio, “y nuestro deseo sería que cuando concluya ese marco de ayudas, que el Gobierno puso en marcha para que el sector no padeciera ningún perjuicio económico durante la parada involuntaria, tuviéramos ya el nuevo acuerdo con la aplicación provisional”.

El ministro, que hacía estas declaraciones a la entrada del Consejo Europeo de Pesca, ha indicado que España es partidaria de la regionalización de la Política Común Pesquera. “Somos partidarios de que los Estados de una determinada zona pesquera tomen las decisiones ellos mismos, sin interferencias de otros países que no conocen suficientemente las condiciones técnicas bajo las que debe desarrollarse una pesquería”, ha manifestado.

Por otra parte, el ministro Arias Cañete se ha mostrado partidario de introducir las concesiones de pesca transferibles en la Unión Europea, pero con la salvedad de incluir un cambio en la definición que propone la Comisión para la flota artesanal y costera, “ya que no se trata sólo de buques inferiores a 15 metros de eslora, sino que muchos barcos de más eslora, a veces, hacen mareas de menos de 24 horas”. “Estas mareas, ha añadido el ministro, tienen que ser un factor condicionante de la posibilidad de exclusión de estas concesiones pesqueras transferibles”.

Respecto a la dimensión socio-económica de la pesca, Arias Cañete espera que la Comisión sea sensible a que la creación de empleo a corto plazo sea un objetivo a perseguir en el marco de la reforma de la Política Común Pesquera, “sobre todo para un país como España, que tiene muchas zonas dependientes de la pesca”. “Defenderemos que ese empleo alternativo a la propia actividad pesquera extractiva hay que crearlo en actividades como la transformación del pescado y la industria conservera”, concluyó.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *