Un grupo armado en los aledaños de la ciudad tuareg de Tombuctú. / D.Sevilla

La región africana del Sahel es en la actualidad un cruce de caminos por el que transitan grupos de diferente naturaleza, entre los que se incluyen tanto grupos yihadistas, algunos de ellos vinculados a la rama magrebí de Al Qaeda como otros desvinculados de dicha rama; el Movimiento por la Unidad y la Yihad en África del Oeste (Mujao), que tiene en sus manos a los dos cooperantes españoles y una italiana secuestrados en Tinduf; organizaciones de carácter étnico vinculadas a la población tuareg, como el Movimiento Nacional por la Liberación del Azawad (MNLA), así como grupos dedicados al contrabando y otros dedicados al tráfico de droga.

Todos estos grupos se dan cita en una de las zonas más inestables, tanto política como socialmente, lo que ha desembocado en una crisis política en Malí, ya que tras el golpe de Estado de un grupo de militares, los independentistas del MNLA proclamaron la independencia del Azawad (norte de Malí).

Los tuareg son el pueblo autóctono del desierto del Sahara, que está rodeados por la llegada de los árabes por el norte y las tribus subsaharianas por el sur. Históricamente han habitado la región del Sahel como nómadas, pastando en países como Malí, Níger, Argelia, Mauritania o Libia. En la actualidad no todos los tuareg continúan siendo nómadas, existen poblaciones tuareg que se han sedentarizado y se dedican principalmente a actividades agrícolas y ganaderas.

CONTINÚA LEYENDO EL REPORTAJE EN EL DIARIO DE SEVILLA

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *