Bandera nacional de Argelia. /Internet

Según ha informado en la edición digital del diario argelino ‘El Watan’ la embajada argelina y el cuerpo diplomático han sido atacados y expulsados de sus sede de calle El Kiraoune nº12 en Trípoli, siendo la primera embajada que sufre un ataque desde la llegada a la capital de los rebeldes.

Por su parte, el ministro de asuntos exteriores y responsable de la diplomacia en el extranjero ha escrito una carta exigiendo protección a los funcionarios argelinos acreditados en Libia al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

La hipótesis del ataque apunta a una respuesta tras el proyecto de Argelia que pretendía sentar a los rebeldes junto a las fuerzas leales a Gadafi con el fin de buscar la paz, algo que fue ignorado por ambas partes y que jaqueó a la diplomacia argelina.

Hasta la fecha ningún dirigente argelino se ha pronunciado al respecto, pero se abre una brecha entre ambos países a pesar de la estrategia de amistad que les unía entrambos países del norte de África ya que comparten la frontera este. Además, Argelia aún no ha reconocido al gobierno de trasición de Libia a diferencia de Marruecos y Túnez que lo hicieron días atrás.

Por otro lado, el Secretario General de la ONU, quién llamó a las fuerzas del coronel Gadafi a poner fin de inmediato a la violencia e implementar una transición ordenada, anunció que ha convocado una reunión de emergencia sobre Libia para esta semana, en la que ha solicitado la presencia de los responsables de la Unión Africana, la Liga Árabe, la Organización de la Conferencia Islámica y de la Unión Europea.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *