Tira de periódicos en árabe. / GG
Son muchos los periodistas detenidos durante años en la región del Magreb, sin embargo la supuestas nuevas democracias en Libia y Túnez no han mermado el acoso a los periodistas a pesar de terminar las dictaduras históricas.

Jabeur Mejri, bloguero tunecino de 28 años, fue detenido el 5 de marzo de 2012 y condenado el 28 de marzo siguiente a siete años y medio de prisión y al pago de una multa de 1.200 dinares tunecinos (785 euros) después de que un tribunal de Mahdia, en la región oriental de Túnez, considerase que sus publicaciones en Internet insultaban al islam y a los musulmanes.

El 23 de junio de 2012, el Tribunal de Apelación de Monastir confirmó la declaración de culpabilidad y la condena. Los abogados de Mejri llevaron el caso al Tribunal de Casación, que aún no ha dictado resolución. El pasado día trece de marzo Túnez celebró su día nacional de la libertad de Internet.

En libia, Amara Abdalla al-Khatabi, de 67 años, se encuentra detenido desde el 19 de diciembre en la prisión de Hudba de la capital, Trípoli, acusado de difamación en relación con una lista de 84 jueces que su periódico publicó señalando que estaban implicados en casos de corrupción.

Amara Abdalla al-Khatabi permanece en huelga de hambre desde el 28 de febrero en protesta por su detención y reclusión continuada. Existe el riesgo de que su salud se deteriore rápidamente puesto que padece varias enfermedades crónicas, entre ellas diabetes e hipertensión.

Y es que desde que estos países ofrecieron al mundo una imagen de liberación a través de sus revueltas, aún no han conseguido frenar la defensa de los Derechos Fundamentales como el de la comunicación.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *