ADVERTENCIA: EL VÍDEO CONTIENE IMÁGENES QUE PODRÍAN DAÑAR SU SENSIBILIDAD

Abdelwahab Zaydoun, uno de los cinco diplomados en paro que hace una semana se prendieron fuego a lo bonzo en Rabat para protestar por sus condiciones de vida, murió en el hospital al que había sido llevado junto con dos de sus compañeros, que también habían sufrido heridas graves.

Los jóvenes llevaban dos semanas de sentada permanente ante unas dependencias del Ministerio de Educación, donde reclamaban un puerto de funcionario dentro de la administración marroquí, sin obtener la atención que pretendían.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *