Bernardino León Gross durante la conferencia en Málaga. /EF

El pasado 2 de noviembre la Delegación Española del Grupo de los Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo organizó unas jornadas sobre las influencias y el papel que debe jugar Europa en las transiciones del norte de África, en concreto Túnez, Libia y Egipto.

La conferencia fue especialmente interesante ante la exposición del malagueño Bernardino León Gross, Representante especial de la Unión Europea para la región del Mediterráneo Sur, aunque participaron otros representantes del parlamento europeo.

Estos analizaron los cambios de la denominada ‘Primavera Árabe’, que se ha expandido durante las estaciones promulgando una idea democracia contra las tiranías árabes, además de despertar un sentimiento nacional dentro de las poblaciones.
Asimismo, este sentimiento revolucionaria árabe ha despertado a otros políticos asentados que han reformado sus sistemas para contener el clamor popular, ejemplo de ello son Argelia y Marruecos.

También, los eurodiputados, analizaron el papel que debe jugar la UE como política de vecindad ante los cambios políticos de las regiones norte africanas. Dicho papel ha sido muy criticado por los eurodiputados de izquierdas como Willy Meyer, los cuales han denunciado la influencia sobre nuevos sistemas articulados por occidente dentro de los países revolucionados.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *