El nuevo primer ministro marroquí, Benkiran

El nuevo partido gobernante en Marruecos, los islamistas moderados de Progreso Justicia y Desarrollo (PJD), no son tan moderados como aparentemente han vendido su imagen al exterior.

De hecho, el partido del primer ministros Benkiran llevó a cabo una de las mañas menos noticiables de las elecciones del 25 de noviembre. El Gobierno de Marruecos, encargado de organizar los comicios, acordó que las listas de los grupos políticos deberían ser de modo cremallera, es decir hombre-mujer-hombre o viceversa, tal y como se cumplió en las legislativas de Túnez.

No obstante, el PJD decidió tomar sus propias medidas, situando a los cargos masculinos en primer lugar y a las femeninas en segundo, resultado que seleccionó tan solo a los diputados del género masculino a la cámara marroquí.
Para los islamistas esta decisión estaba refutada por la ideología islámica, algo que contradice a otros islamistas moderados en países del Magreb, pero que se acerca a la postura conservadora de los Hermanos Musulmanes de Egipto.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *