La periodista Olga Rodriguez en el hotel Palestine de Bagdad, durante la invasión de Irak. / WP

Su rostro es joven pero su vida es experimentada. Se llama Olga Rodríguez, y es periodista. Hoy la he entrevistado para el Grupo Joly ya que el 5 de junio presenta en la Fundación Tres Culturas su libro Yo muero hoy que relata los cambios sociopolíticos de la llamada Primavera Árabe. En la entrevista, que no he podido publicar íntegramente, por motivos evidentes de espacio, y que saldrá el día 5 de junio, Olga ha respondido de la siguiente manera a las últimas de mis preguntas vinculadas a este blog.

¿Las reformas en Marruecos, Argelia o Jordania, frenan las protestas o camuflan la democracia de estos países?

Evidentemente han sido hábiles apostando por ciertas medidas que no aplacan ni termina con los problemas políticos y sociales de estos países. La represión de Libia o Túnez no envió a los manifestantes a su casa sino que los mantuvo en la lucha con la idea de “Yo Muero hoy”, y fue un factor que mantuvo viva las revueltas. En países como Argelia o Marruecos no llegó hasta ese punto, pero en Marruecos el tejido social de las protestas están creciendo, y estos movimiento debe entenderlos como pasos dentro de una gran candena de activismo a favor de la democracia. Las protestas allanan el camino hacia la libertad. Además en ninguna de estas protestas el mensaje ha sido religioso, sino político, los mensaje pedían Pan, democracia y justicia social. Y aunque medios occidentales hayan intentado islamizar las revueltas las revoluciones árabes se caracteriza por la heterogeneidad.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *