La coordinadora nacional de Vacaciones en Paz, Gely Ariza, en el aeropuerto de Málaga. / Flick

Unos 5,500 niños saharauis procedentes de los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia) pasarán el verano entre familias de acogida españolas, unos 1500 tendrán como destino Andalucía, la comunidad más implicada en el proyecto Vacaciones en Paz y que aterrizarán en la última semana de junio en el Aeropuerto de Málaga.

La cifra se da a conocer varios días después de que el Consejo de Ministro aprobase el acceso de estos menores a España. “El Consejo de Ministros, en su reunión del día 1 de junio de 2012, a propuesta del Ministra de Empleo y Seguridad Social, ha adoptado Acuerdo por el que se aprueban las instrucciones por las que se determina el procedimiento para autorizar la residencia temporal de menores y la estancia de los monitores, de origen saharaui, en España en el marco del Programa Vacaciones en Paz 2012” cita el documento publicado por el Gobierno.

Además, los menores saharauis pasarán parte de sus vacaciones en otros países europeos como Francia o Italia, aunque ya se han autorizado la acogida de 1,500 menores en campamentos de verano en Argelia. Este año con el cambio de régimen en Libia, los niños no irán al país magrebi, que en tiempos de Gadafi acogía a miles de estos refugiados.

Los campamentos de refugiados saharauis se sitúan en la hamada argelina, uno de los lugares más calurosos e inhóspitos del desierto del Sahara, que superan en los meses estivales los 50 grados a la sombra lo que supone un riesgo para menores vivir durante el verano en dichas condiciones.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *