Ciudadanos magrebies observan la costa andaluza desde el continente africano. / Sophoco

La Guardia Civil ha dirigido la operación INDALO 2011, desarrollada bajo la coordinación de la Agencia Europea de Fronteras (FRONTEX) frente a las costas de Almería, Granada y Murcia, que se ha saldado con la interceptación de un total de 2671 migrantes procedentes del continente africano y 101 embarcaciones y la detención de 38 traficantes de personas y organizadores de las travesías.

La operación ha contado con la participación de nueve países europeos y se ha desarrollado entre los meses de mayo y diciembre de este año. El objetivo principal ha sido coordinar sobre el terreno los métodos de actuación de los cuerpos policiales participantes en el dispositivo, para un control efectivo de las fronteras aéreas y marítimas del sureste peninsular, con el fin de evitar el tráfico ilegal de personas. También se han llevado a cabo acciones relativas a la lucha contra el narcotráfico, la contaminación marítima y el crimen transfronterizo.

En relación con el tráfico de drogas, el dispositivo de vigilancia marítima y aérea ha permitido detener a 49 personas e incautar 12.274 kilos de hachís. También se han incautado 2 avionetas, 14 embarcaciones y 2 vehículos.

La utilización de medios aéreos en la vigilancia marítima permite la detección temprana del narcotráfico, por lo que se puede actuar con mayor prontitud y eficacia, así como de embarcaciones con migrantes, lo cual hace que los tiempos de respuesta sean menores y se pueda atender y socorrer antes a los migrantes.

No obstante el futuro de estas personas es casi desconocido por la opinión pública, ya que los medios de comunicación no suelen profundizar en la información de ‘pateras’. Pero la mayoría son expulsado y retenidos durante semanas en los Centros de Internamientos de Extranjeros en Andalucía, situados en Málaga y Algeciras.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *