El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, ha defendido que la futura Política Agrícola Común (PAC) contemple la diversidad del olivar, uno de los cultivos más emblemáticos de Andalucía por su importancia socioeconómica y medioambiental, en el transcurso de su ponencia ‘La Política Agrícola Común más allá del 2013’, con la que ha participado en las jornadas sobre la situación socioeconómica y laboral de Jaén, celebradas por el Consejo Económico y Social de esta provincia.

Tal y como ha señalado Luis Planas, la defensa del olivar ha sido siempre una línea de acción prioritaria para el Gobierno andaluz, al ser eje generador de empleo y riqueza en más de 700 municipios. En ese sentido, ha destacado el peso de este cultivo, que representa el 79% del total de la rama agraria jienense. “Un sector -ha señalado- en el que 200.000 explotaciones familiares andaluzas -de ellas, 74.400 jienenses-, basan su economía, y 1,5 millones de hectáreas -de las cuales más de 570.000 corresponden a Jaén- constituyen un ecosistema agroambiental del todo singular”. Otro dato que pone de manifiesto la importancia socioeconómica de este cultivo en la provincia jienense se refiere al empleo que genera en una campaña media, más de 6,7 millones de jornales, el 35% del total generado por el olivar andaluz.

“El alcance y efectos que la nueva PAC pueda tener sobre el sector agrario andaluz en general y el olivar en particular –ha indicado- dependerá en gran medida del presupuesto que finalmente se asigne a la política agraria, integrado en la propuesta para el marco financiero comunitario 2014-2020, que actualmente viene siendo objeto de un intenso debate”. Por ese motivo, el representante del Gobierno andaluz ha asegurado que “seguimos trabajando en el análisis de las propuestas y de los cambios que van sufriendo en el proceso de debate, su repercusión en nuestro sector agroalimentario y las mejoras que serían necesarias proponer”.

En opinión de Luis Planas, y de acuerdo con la propuesta trasladada a las organizaciones profesionales agrarias y cooperativas, es primordial que Andalucía apueste por un reparto autonómico de la dotación presupuestaria de la PAC. “Debemos trabajar por un modelo de aplicación de la PAC basado en la realidad productiva de la comunidad autónoma, para evitar pérdida de ficha presupuestaria y potenciar la generación de empleo”, ha puntualizado. Asimismo, ha señalado la importancia de destacar el peso del sector agroalimentario andaluz como argumento para reivindicar el mantenimiento del presupuesto asignado a la agricultura y ganadería andaluzas en la PAC.

Tal y como ha recordado el consejero, “desde el Gobierno andaluz defendemos un modelo de reparto de ayudas que contemple la diversidad sectorial y territorial de la comunidad autónoma de Andalucía y, por tanto, la continuidad de una agricultura netamente productiva, abanderada por sectores tan estratégicos como el olivar”.

El consejero ha insistido en la importancia que la aplicación de la actual Política Agrícola Común ha tenido en el proceso evolutivo experimentado por el sector agrario andaluz en las últimas décadas, consolidando su carácter productivo, aumentando su tecnificación y valor añadido e incorporando prácticas que contribuyen a la mejora del medio ambiente. Así, Andalucía es líder en los sistemas de producción ecológica, producción integrada y lucha ecológica, con aproximadamente un millón de hectáreas en producción ecológica -53% de la superficie española- y medio millón en producción integrada (61% de la superficie española).

Otro avance significativo se refiere al importante desarrollo que han venido experimentando los sistemas de calidad diferenciada, con más de 60 figuras geográficas en la actualidad. En el caso de la provincia de Jaén, se cuenta con 136.500 hectáreas de olivar inscritas con Denominación de Origen Protegida (DOP), el 28,4% de la superficie andaluza con esta distinción de calidad en aceite de oliva que asciende a 479.900 hectáreas bajo el máximo distintivo de calidad de la UE (12 DOP de aceite en Andalucía). “Este gran esfuerzo realizado en mejorar el cultivo, las técnicas de extracción, el envasado y la conservación de los aceites de oliva vírgenes con objeto de incrementar su valor añadido y competitividad debe continuarse con iniciativas como la Estrategia para la Incentivación de la Calidad de los Aceites de Oliva que esta Consejería ha presentado al sector y que, una vez consensuado, se pondrá en marcha para garantizar la calidad que los mercados reclaman en este producto”.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *