Sede de la organización internacional en Rabat. / Oficial

La Organización Islámica para la Educación, la Ciencia y la Cultura (ISESCO), con sede en Rabat, condenó enérgicamente la quema de ejemplares del Corán en la base aérea de EEUU en Afganistán por soldados estadounidenses.

Según la organización “quemar ejemplares del Corán es pura discriminación racial de que las fuerzas estadounidenses y la OTAN ocupan Afganistán son los responsables”.

ISESCO también pidió a los estados miembros, de la comunidad internacional, las Naciones Unidas, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y otros organismos internacionales a condenar en los términos más fuertes posibles este delito y ejercer presión para castigar a los responsables.

ISESCO describe la acción como una afrenta directa a los musulmanes de todo el mundo, y un crimen totalmente injustificada similar en su gravedad a los actos atroces por parte de Israel en los territorios palestinos ocupados, la ISESCO en su comunicado hizo hincapié en que no castigar a los soldados estadounidenses responsables de la quema del Corán en Afganistán es aprobar su crimen.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *