Imagen cedida por la Policía de la droga interceptada. / P.N

Agentes de la Policía Nacional y de la Agencia Tributaria han interceptado en alta mar, frente a la costa marbellí, una embarcación de recreo con 840 kilos de hachís a bordo. La droga estaba distribuida en 27 fardos escondidos en el camarote y en distintos huecos del barco. En la operación han sido detenidos los dos tripulantes del barco.

La investigación se inició el pasado mes de diciembre cuando se detectó la presencia de un grupo de ciudadanos españoles, asentados en la Costa del Sol, dedicados a la introducción de diversas partidas de estupefaciente por vía marítima, utilizando para ello diferentes tipos de embarcaciones, barcos pesqueros o de recreo. La banda realizaba el trasbordo de la droga en alta mar para posteriormente regresar con la mercancía a diferentes puntos de la costa malagueña.

A principios de este año el grupo investigado adquirió en La Línea de la Concepción (Cádiz) una nueva embarcación de gran potencia para llevar a cabo un transporte de hachís. Sin embargo, esta operación ilícita se vio frustrada al ser intervenida la lancha en los días previos por navegar careciendo de los permisos necesarios.

Posteriormente, las pesquisas se centraron en un nuevo barco relacionado con la organización investigada. Se trataba de una lancha cabinada de casi seis metros de eslora, la cual había estado alternando su ubicación entre distintos puertos de Málaga al tiempo que realizaba diferentes salidas a alta mar. Estas travesías hicieron pensar a los policías que pudiera ser utilizada para el transporte de grandes cantidades de estupefaciente. Además, el principal investigado adoptaba grandes medidas de seguridad y llegó a ocultarse durante un tiempo al sentirse vigilado por los agentes.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *