Varias embarcaciones de exiliados de guerra en la isla italiana de Lampedusa. /UN Photo/UNHCR/Phil Behan

Italia violó el Convenio Europeo de Derechos Humanos cuando interceptó y devolvió a Libia a un grupo de somalíes y eritreos en 2009 sin haber analizado antes si esta medida ponía en riesgo sus vidas. Así lo dictaminó el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) señaló que ese fallo, al que calificó como histórico, proporciona una orientación importante para los países de la Unión Europea sobre las prácticas de control de fronteras.

Dada la situación que prevalecía en Libia en aquel momento, las políticas de devolución impedían el acceso a la protección y socavaban el principio de no devolución, que también se aplica en alta mar, indicó el ACNUR.

Agregó que las personas rescatadas o interceptadas en el mar se encuentran, a menudo, en una situación de mayor vulnerabilidad que otros solicitantes de asilo, tanto física como psicológicamente y por lo tanto no pueden expresar su intención de solicitar asilo inmediatamente.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *