Varios barcos pesqueros marroquíes. /Flick

España sigue siendo la principal embajada de Marruecos dentro de la Unión Europea, y sobre todo encabezada por la trásfuga socialistas y titular del Ministerio de Agricultura y Pesca, Rosa Aguilar.

El Ministerio ha transmitido, mediante una carta dirigida a la Comisión Europea, su preocupación por la situación del mercado del tomate en la presente campaña y la necesidad de poner en marcha medidas que permitan recuperar el mercado así como medidas de seguimiento para mejorar la claridad y transparencia en el cumplimiento del Acuerdo con Marruecos en materia agrícola.

Además, Rosa Aguilar ha reclamado a la Unión Europea “más impulso y decisión” en las negociaciones de Acuerdos de Pesca con Terceros Países y ha mostrado su preocupación ante la situación que atraviesan muchos de ellos que están “atascados”.

En este sentido, Rosa Aguilar ha señalado que los Acuerdos Pesqueros, que son prioritarios para España, sufren en los últimos años “una decadencia significativa por falta de voluntad política en su desarrollo, dejando la puerta abierta a flotas poco respetuosas con los principios que conforman la lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (IUU)”.

Sin embargo, la ministra dio el visto bueno a la prórroga del acuerdo pesquero marroquí que incluye el territorio no autónomo, según Naciones Unidas, del Sahara Occidental, algo que según el eurodiputado Willy Meyer es totalmente” ilegal”.

Por otro lado, Rosa Aguilar también ha tirado de la oreja a la UE para que los agricultores andaluces de tomates no se vean afectados por la introducción del tomate marroquí. Aguilar ha instado a la UE para que actúe con “urgencia, rapidez y prontitud” para evitar la importación de tomate marroquí a un precio de entrada inferior al establecido en el Acuerdo en materia agrícola entre la Unión Europea y Marruecos.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *