En España, la negativa de la presidenta de la Junta de Andalucía del Partido Socialista (PSOE), Susana Díaz, de vetar a su vicepresidente de Izquierda Unida (IU), Diego Valderas, quien pretendía visitar a refugiados saharauis, ha indignado a los movimientos solidarios de esa comunidad que lamentan la doble moral aplicada al conflicto de la antigua colonia española.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *