La líneas rojas representan las fronteras cerradas en Argelia. / GoogleMaps

Desde el martes, los tres pasos fronterizos con el estado libio desde Argelia, Tinalkoum (Djanet) Tarat y Debdeb (Amenas), están herméticamente cerrados al tráfico en ambas direcciones, obedeciendo a la decisión adoptada unilateralmente por el Gobierno de Argel.

Las diferentes administraciones implicadas en la frontera con Argelia, como el Ejército Nacional Popular, la policía de fronteras (GGF), la policía de fronteras del aire (FAP) y los agentes de aduanas han sido instruidos para controlar los movimientos ilegales en este área.

Además, Argelia cerró las líneas telefónicas en el oeste del país inesperadamente, justo después del anuncio de la llegada por ” razones humanitarias ” de algunos miembros de la familia de Gadafi, incluyendo a su hija Aisha que dio a luz el martes a una niña, no obstante ya se han restablecido las comunicaciones.

Argel, con esta medida, pretende evitar incursiones de las fuerzas leales de Gadafi a su territorio, lo que podría exacerbar las relaciones con la CNT, ya que en estos días Argelia se ha enfrentado a varias situaciones difíciles en las relaciones con el Consejo Nacional de Transición de Libia, y sigue siendo el único estado vecino que aún reconoce al régimen de Gadafi como representante libio.

El Cierre de esta frontera con Libia es el segunda medida adoptada por el Gobierno en sus fronteras después de la decisión tomada en 1994 con la monarquía marroquí, que aún se sigue aplicando a causa de la situación de estancamiento del conflicto del Sahara Occidental.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *