Refugiados malienses. / UN-Photo

Refugiados malienses. / UN-Photo

La comunidad internacional de donantes se comprometió a aportar 3.250 millones de euros para el plan de desarrollo y la transición política de Mali.

El anuncio fue hecho al concluir ayer en Bruselas una conferencia organizada por los gobiernos de Francia y de Mali, que contó con una amplia representación de los Estados miembros de la Unión Europea.

Los fondos contribuirán al plan de recuperación sostenible de ese país del Sahel, que tiene como objetivo restaurar su integridad territorial y promover la paz, la seguridad y la reconciliación.

La administradora adjunta del Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD), Rebeca Grynspan, advirtió que la crisis en Mali va más allá de poner fin a las amenazas de seguridad y agregó que será necesario afrontar profundos y arraigados problemas políticos, sociales y de desarrollo.

Mali, uno de los países más pobres del mundo, se ha visto golpeado en los últimos meses por una compleja crisis política y un conflicto armado que han empeorado las ya de por sí difíciles condiciones de vida de su población.

El Gobierno de España viene apoyando en el ámbito de la UE el desembolso de un importante paquete de ayuda en Mali pero en referencia al compromiso bilateral, el ministro García-Margallo ha anunciado el desembolso de 17,5 millones de euros en 2013.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *