El antiguo Ministro de Defensa, José Bono, en el despacho del Primer Ministro libio junto a la foto del 'Hermano Líder'. /Defensa

Aún nadie sabe dónde se esconde, aunque se sospecha que en su ciudad natal, Sirte (Libia), no obstante nadie tropieza con las huellas del ‘Hermano Líder y Guía de la Revolución’, Muammar al Gadafi.

El que fuera presidente de Libia, Secretario General del Congreso General del Pueblo de Libia, Presidente del Consejo de Comando Revolucionario, Primer Ministro de Libia, Ministro de Defensa de Libia, y sobre todo Hermano Líder del pueblo libio. Este último título que el mismo se atribuyó, y que suena a la novela de Orwell, es como comúnmente los medios de comunicación del país africano trataban a Gadafi.

Un término que nos traslada a una autentica dictadura diseñada y estructurada por el prácticamente omnipresente Coronel Gadafi, quién incluso se atribuyó títulos como el Rey de África.

Gadafi llegó al poder tras un golpe de estado y una revolución como la que ahora lo ha derrocado. El dirigente libio creo la Jamahiriya, un sistema político basado en las masas, y su labor como dirigente en Libia hizo que el analfabetismo cayese por los suelos, ha conseguido que la esperanza de vida sea la más alta del África continental, también cuenta con el PIB per cápita más alto del continente africano, gracias a las grandes reservas de petróleo y gas. Además, Libia ocupa el primer puesto en índice de desarrollo humano de África, y se le puede comparar en términos de PIB per cápita con países como Argentina o México…Puedes continuar leyendo este reportaje en Claridad Digital

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *