Milicianos tuareg en la región maliense de Azawad. / MNLA

El Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA), después de la liberación completa del territorio de Azawad y tras la presión del Consejo de seguridad ha decidido cesar su actividad militar a partir del jueves 5 de abril a medianoche según un comunicado firmado por Bilal Ag AChérif, Secretario General del movimiento.

Los rebeldes Tuareg han conseguido sus objetivos independentistas tras diferentes operaciones, y el apoyo de las facciones islamistas según los diarios nacionales, que le han llevado a controlar todo el norte de Mali, gracias también al deterioro de las fuerzas gubernamentales que quedaron en jaque tras el golpe de estado por su propio ejército.

La noticia se ha producido tras el anuncio del Consejo de Seguridad de la ONU que expresó en otro comunicado su preocupación por los continuos ataques, saqueos y la ocupación de Azawad por grupos armados en el norte de Mali y exigió el cese inmediato de las hostilidades. Así mismo, el Consejo reiteró su firme condena al golpe de Estado y exigió a los amotinados la liberación inmediata de los detenidos y la restauración del orden constitucional en el país.

En una declaración presidencial, el órgano de seguridad también manifestó su preocupación por la presencia en la región del grupo terrorista Al Qaeda, ya que podría conducir a una mayor desestabilización de la situación de seguridad y humanitaria en el Sahel.

La inseguridad y la inestabilidad política provocadas por los enfrentamientos ha generado el aumento de desplazados y refugiados, la portavoz del ACNUR en Ginebra Melissa Fleming, afirmó que desde enero unas 200.000 personas han sido desplazadas y que cientos de ellas han buscado refugio en países vecinos.

“Nos dicen que huyen por la violencia generalizada y por el caos que aumenta en los pueblos y ciudades. Explicaron que mientras huían hacia Burkina Faso y Mauritania sufrieron ataques de hombres armados que los despojaron de sus vehículos y propiedades personales”, dijo Fleming, algo que el Movimiento por la Liberación de Azawat lo ha negado en su web oficial y ha asegurado que hay una campaña de desprestigio por parte de la agencia francesa AFP.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *