Inmigrantes en la frontera del Tarajal de Ceuta. / Twitter

Inmigrantes en la frontera del Tarajal de Ceuta. / Twitter


La muerte de al menos 13 personas en su intento de entrar a la Ciudad Autónoma de Ceuta, ha vuelto a poner en duda la eficacia de los muros de la UE. Los inmigrantes subsaharianos trataban de cruzar la frontera española a nado y fueron recibidos con gases lacrimógenos y pelotas de goma por parte de las fuerzas de seguridad del Estado español.

Motivo por el que Izquierda Unida ha presentado en el Parlamento Europeo una pregunta dirigida a la Comisión instando a que intervenga y exija a España que respete el derecho a la vida y la salud de los migrantes que se arropan en sus fronteras, así como que legisle a nivel europeo para obligar que los Estados miembros se vean obligados a proteger la vida de las personas migrantes.

“No podemos tolerar más muertes. En esta ocasión, las Fuerzas de Seguridad del Estado se han visto salpicadas por unas órdenes que han provocado la muerte de al menos 13 personas. Los inmigrantes no son criminales y no es admisible escuchar como el Delegado del Gobierno criminaliza a unos seres humanos que huyen del hambre y la miseria”, sostuvo el eurodiputado de IU.

Izquierda Unida en España ha exigido la dimisión del Ministro del Interior al que considera culpable de las citadas muertes. A nivel de la Unión Europea IU va a emplear todos los instrumentos en su mano para que las instituciones europeas no puedan seguir desentendiéndose de la actitud criminal de algunos Estados miembros que no protegen la vida de los migrantes.

Willy Meyer ha insistido: “Llevamos trabajando mucho para que desde Bruselas se le exija a los Estados miembros de la Unión Europea que protejan la vida de los inmigrantes irregulares, estén o no sometidos a un procedimiento de retorno”. “Estas muertes no son accidentales sino que son el producto de los muros de esta Europa fortaleza en la que desean convertir a nuestro continente”.

“No podemos olvidar cómo nuestros jóvenes están abandonando España para labrarse un futuro en otros países. Estas 13 víctimas han cometido el mismo delito que estos miles de jóvenes españoles: abandonar su país hacia otro para buscarse el pan. Un pueblo debe tratar a los otros tal y cómo espera que los suyos sean tratados y ante esta masacre no podemos guardar silencio”, concluyó el eurodiputado.

Por su parte, la asociación Migreurop ha exigido la creación de una comisión parlamentaria que investigue las prácticas policiales en el control de los pasos fronterizos de Melilla y de Ceuta.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *