En España, cientos de migrantes de todo Europa, principalmente de origen sueco, vagan por los pueblos costeros a los que llegaron antes de la crisis. Ahora viven en la calle y no tienen la protección de sus países ni del gobierno de España.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *