El joven tunecino Mohamed Bouazizi. /Tunis

Bouazizi era un joven tunecino de 26 años que vivía en la región central de Sidi Bouzid. Como muchos de los jóvenes tunecinos de la época de Ben Alí estudió en la universidad, cursando la diplomatura de informática. Al terminar sus estudios instaló junto a otros compañeros de clase un pequeño puesto de arreglos y reparaciones de material informático, pero que no le dio los beneficios que requería su familia.

Ante la mala situación instaló un puesto de venta de frutas y verduras a tiempo completo en las calles de Sidi Bouzid para mantenerse a sí mismo y a su familia, en concreto a su madre y hermana.

El 17 de diciembre de 2010, la policía del régimen de Alí confiscó su medio de subsistencia, al parecer debido a que Bouazizi no disponía de permiso de venta ambulante. Algunas fuentes indican que la policía lo abofeteó y lo maltrató de otras formas.

Ese mismo día, Bouazizi intentó presentar una queja ante las autoridades locales, al parecer sin consecuencias. Posteriormente adquirió una lata de pintura inflamable, se roció le cuerpo frente a un edificio público de la localidad y se prendió fuego.

Desde ese momento se inició una oleada de protestas en la región tunecina que terminó con la caída del presidente Ben Alí, y la revolución democrática más extensa del mundo árabe,’La primavera Árabe’….Continúa leyendo este reportaje en la revista Claridad Digital

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *