El 'Protocolo' de Rabuni, lugar donde secuestraron a los cooperantes. /J.A. Florido

La multinacional de terrorismo islámico en el Magreb, Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), ha vuelto a secuestrar , pero esta vez en una de las zonas menos vulnerables del Sahel, los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia).

En este lugar viven desde hace más de 36 años 200.000 refugiados saharauis, que huyeron del Sahara Occidental tras el abandono de España y la ocupación militar de Marruecos y Mauritania en el año 1975.

Los saharauis se exiliaron en Tinduf, y uno de los primeros campamentos se instaló en Rabuni, lugar que se convirtió más tarde en el aparato logístico de la República Árabe Saharaui Democrática, así como de las organizaciones internacionales que colaboran con los refugiados saharauis.

Dentro de esta ciudad administrativa se encuentra el ‘Protocolo’, lugar de residencia de cooperantes y voluntarios internacionales [Fotografía], y hasta ahora un lugar controlado por el Frente Polisario estaba brindado ante la fuerte presión del salafismo argelino y las mafias Tuareg del Sahel.

Sin embargo, en la noche del 23 de octubre una mafia Tuareg de origen maliense que colabora con AQMI, según fuentes saharauis, entró con un vehículo todoterreno en el protocolo de Rabuni, hirió al guarda de seguridad y raptaron a tres cooperantes.

CONTIÚA LEYENDO EL REPORTAJE EN CLARIDAD DIGITAL
Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *