Cartel de solidaridad con los cooperantes secuestrados en Tinduf. / S.R

Todo apuntaba a que la liberación de Rossella Urru estaba más que ejecutaba, así lo afimaban la mayoría de los medios intalianos, las agencias de comunicación mauritanas (muy fidedignas) y diferentes fuentes saharauis en Rabuni (Tinduf), no obstante esta mañana otra fuente más cercana a la facción que secuestró a los tres cooperantes en los campamentos de refugiados saharauis ha asegurado que ni el gendarme mauritano Ely Ould ni la cooperante Rossella Urru están libres, sino que se trataba de una campaña de desinformación.

Además, esta misma fuente ha asegurado que los raptores piden 10 millones de euros por cada uno de los secuestrados, que están en algún lugar del desierto del sahara en las fronteras de Mali, donde actualmente se lleva a cabo una guerra entre Tuareg y las fuerzas gubernamentales. Como ha podido confirmar la agencia mauritana Sahara Media, el acuerdo para la liberación de Urru y el gerdamen mauritano se iba a efectuar a cambio de un miliciano de Al Qaeda detenido por las fuerzas de seguridad en Mauritania, pero que finalmente no se produjo.

Además, según fuentes citadas por el diario español El País, el Ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo ha viajado a Mali para tratar en primera persona las negociaciones sobre el secuestro de los cooperantes, que según muestran los medios locales se esta trabajando a marchas forzadas, prueba de ello es la visita hace unos días a Mauritania de la enviada especial para Emergencias Humanitarias del Gobierno italiano, Margherita Boniver.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *