EntreFronteras.com

“La manta”, trabajo informal perseguido

En España, “la manta” o comercio ambulante es la fuente de empleo de miles de migrantes irregulares, siendo casi su única única opción de sobrevivencia. No obstante, el gobierno insiste en sus esfuerzos para detenerlos y expulsarlos sin tomar en cuenta a las grandes mafias que venden los artículos.

El pasado 16 de marzo, el Sindicato Popular de Vendedores Ambulante denunciaba las detenciones de 7 trabajadores en el municipio malagueño de Benalmádena, en el marco de una operación policial que se ha desarrollado cuando los chicos se disponían a trabajar, requisando el material de los vendedores antes de iniciar su actividad.

Los vendedores denunciaron que los sucesos se produjeron sobre las 10:30h. de la mañana y fueron abordados saliendo de sus casas o caminando por las calles. “No tenemos otra opción, la manta y la venta ambulante es la única solución para poder vivir, para poder comer, pagar nuestros alquileres y ayudar a nuestra familia en nuestros países de origen” señala uno de los chicos agredidos por el dispositivo de la Policía Nacional y Local que actuaron de paisano contra los migrantes.

Desde el Sindicato han denunciado que el operativo con detenciones tiene un objetivo contra los migrantes y no contra la piratería. “No trabajamos para mafias, compramos las mercancía en Málaga. Todo el mundo sabe que la mercancía de esas naves entra por los puertos. Lo que hacemos es comprar y revender en la calle. Y no hay ninguna red mafiosa detrás de nosotros”.

Deja un comentario